CARLOS PINO


Nacido en Colonia Baranda, uno de los llamados "pueblos forestales" de la provincia del Chaco, es sin duda uno de los grandes nombres de la música popular argentina de raíz folclórica. Identificado por Albertico Mansilla como la Voz del Litoral. Pino ha hecho honor a esa elogiosa definición con una trayectoria ejemplar y valiosa, iniciada con la fundación de "Los Trovadores", sin duda el grupo más relevante de la llamada "proyección folclórica" y del Nuevo cancionero de las décadas del 60 al 70. Con ellos, actuó en los principales teatros y salas de Europa y Latinoamérica, dejando testimonio de su calidad en una veintena de trabajo discográficos y en versiones que lo tienen como solista del grupo, del que fuera por otra parte la voz más personal y distintiva "Puente Pexoa", "Cielito Mío", “Zamba del Laurel" Y "Para ir a Buscarlo".

Forma luego el grupo "Melipal", con el que mantiene una permanente línea de calidad interpretativa y de selección de repertorio, que quedara asimismo testimoniada en dos valiosos discos, “Luna y lejanía” (1983) y “Volumen 2” (1984).

Su primer CD como solista, "Entraña de Arbol", editado en 1995 significó un real acontecimiento musical por la calidad del artista, por la novedad de muchos temas inéditos, por arreglos sensibles en su  permanente línea de jerarquización de la música litoraleña. La voz personal de Pino no sólo mantiene vigente su calidad sino que deja testimonios antológicos de toda una etapa del desarrollo de la música de su región, difícilmente superables.

En 1955 fue uno de los invitados al ciclo "Maestros del Alma", organizado por el Teatro General San Martín, de la Capital Federal, destinado a rendir homenaje a los grandes nombres de la música popular argentina. En el mismo ciclo, en recitales individuales, actuaron nombres como los de Mercedes Sosa, César Isella,  Cuchi Leguizamón, Susana Rinaldi, Jaime Torres, Ramón Ayala, Eduardo Falú. Junto a ellos, Carlos Pino encontró un reconocimiento oficial a su brillante trayectoria.

En 1997, junto con otros tres de los cinco integrantes de 1964 (Eduardo Gómez, Sergio Ferrer, Héctor Anzorena), a los que se sumó Eduardo Impellizieri en reemplazo de Romero, reconstituyeron la formación inicial con el nombre de Los Originales Trovadores. Infortunadamente ese año falleció Ferrer y al año siguiente falleció Anzorena, quienes fueron reemplazados por Eduardo Catena y Gustavo Gentile, respectivamente. Con esta última formación grabaron en 1998 el álbum El regreso del canto, él último grabado por este grupo, en la variedad de todas sus formaciones.

Como compositor, se destacan algunas de las canciones que realizara para el álbum Pedro Changa, como "Entraña de árbol", "La juntada" y "Verde yerbatal" con Armando Tejada Gómez.

En el año 2002 grabó su segundo disco solista titulado “Tiempo de Cosecha” con un repertorio de obras propias y clásicos como “Nendivey” de Osvaldo Sosa Cordero, "Pistola 500" de Mario Millán MEdina y "Canto al Río Uruguay" de Ramón Ayala.

En el 2014 sale su tercer disco solista, “Contraolvido” con invitados como Mónica Abraham, Antonio Tarragó Ros, Jorge Giuliano, Quique Condomí y Melania Pérez.

 

 


 

<< volver >>

 

Registros de Cultura La Plata, Buenos Aires, Argentina.
Cel +54 9 (221) 522-6030 • email: info@registrosdecultura.com.ar
Copyright Registros de Cultura © 2018